Existe una gran variedad de productos especializados para el cuidado y mantenimiento de albercas, y si bien cada instalación está enfocada para mantener el agua lo más limpia y pura posible mediante diversos procesos de mantenimiento, existen diversas formas de conservar las piscinas en buen estado para evitar el riesgo de enfermedades o parásitos.

Los limpiadores automáticos son la solución definitiva para los dueños de albercas que no disponen de mucho tiempo para limpiarlas, y por lo general son sistemas de filtrado que ayuda a retirar hojas y elementos físicos que caen al agua.


Este tipo de equipos limpiadores de piscinas también se encargan del tratamiento del agua, vertiendo los productos especializados y manteniendo movimiento constante para evitar zonas de aguas muertas. Este tratamiento hace al agua saludable y segura para los usuarios, manteniendo el fondo de la alberca libre de algas o formaciones calcáreas.


Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: limperpoolslp@hotmail.com